Hacemos la colocación de pendientes en los bebes a partir de tres meses y adultos. En los bebes cuanto antes se hagan los agujeros menos dolorosos son para ellos ya que el cartílago es más blandito y fácilmente agujerarle.
Los hacemos con pistola.
Son hipoalérgicos, y tenemos baños modelos bañados en oro y plata.